jueves, 6 de mayo de 2010

Lo de Cabrera no es cuento

Miguel Cabrera amaneció hoy como líder de las Grandes Ligas en bateo y empujadas, con .372 y 30, respectivamente. Está demostrando con hechos que sus intenciones de luchar por la Triple Corona no son solo palabras.
Cuando conversamos con Miguel Cabrera, el pasado mes de marzo durante el Spring Training, notamos un cambio en la actitud muy positivo en el inicialista de los Tigres de Detroit.
Mucho se habló de sus problemas personales, de su "falta de compromiso" con su club en la recta final de la temporada pasada, y fue un tema que también tocamos en una entrevista que duró poco más de 20 minutos.
Entre tantas declaraciones que dio, la que más nos llamó la atención fue cuando confesó que "antes era conformista" con sus números.
“Uno de los problemas que yo tenía era que me ponía un poquito negativo en ese aspecto y era un poquito conformista con las cosas que yo hacía”, expresó el slugger. “Siempre me conformaba y decía que dar 30 jonrones era una de mis metas, pero esta vez pienso un poquito más alto”.
“No me gusta que se vea como si tengo un ego más grande, pero ahora sí quiero muchas cosas más grandes, porque sé que las puedo hacer", agregó. "Me quiero esforzar más como pelotero y dar más de lo que puedo dar para ver qué pasa”.
Cabrera siempre ha tenido un talento privilegiado. De esos que sólo Dios le da a unos pocos afortunados y él está más consciente que nunca de eso. Por eso buscó ayuda psicológica, puso en orden su vida personal y está más decidido que nunca en hacer historia.
El cuarto toletero de los felinos lidera actualmente las mayores en promedio, con .372, y remolcadas, con 30, en 29 compromisos. Suma, además, siete vuelacercas (a cinco del líder, Paul Konerko), por lo que las palabras que nos mencionó en el Spring Training están más vigentes que nunca.
“Una de mis metas es tirar más de 40 jonrones, empujar más de 130 carreras, tener una temporada de .330, .340. Eso sí te lo puedo decir”, nos mencionó. Cuando le replicamos que eran números para ganar un Triple Corona, algo que nadie logra desde que Carl Yaztremski lo hizo en 1967, respondió: “Ahora pienso que sí lo puedo hacer”.
Por supuesto, falta mucha temporada y hay mucho camino por recorrer, pero con este inicio de campaña, Cabrera está demostrando con hechos que sus palabras fueron un desafío para sí mismo y que va en serio por el premio al Jugador Más Valioso de la Liga Americana y, ¿por qué no?, una Triple Corona.
“Si pongo los mismos números de siempre, o mejor, y clasificamos, creo que puedo ganar el MVP algún día”, resaltó.
¿Lo hará este año?

No hay comentarios:

Publicar un comentario