martes, 31 de julio de 2012

"El Rey" quiere el centenar


Félix Hernández está a cinco triunfos de unirse a Freddy García, Johan Santana, Carlos Zambrano, Wilson Álvarez y Kelvim Escobar. “Sería un honor estar ahí con 100 victorias también, con todos esos grandes peloteros”, dijo a PANORAMA, antes de su apertura dominical ante Kansas City. 

A sus 26 años, Félix Hernández va encaminado a unirse al selecto puñado de lanzadores criollos en sumar 100 victorias en las Grandes Ligas y en ser el más joven en conseguir esa cantidad de laureles.
“El Rey”, quien el domingo no pudo acercarse más a la meta tras irse sin decisión ante los Reales de Kansas City, podría unirse al grupo que encabeza su ídolo, Freddy García (149), y que también conforman Johan Santana (139), Carlos Zambrano (130), Wilson Álvarez (102) y Kelvim Escobar (101). De todos ellos, “El Toro” fue quien los consiguió con menor edad, en 2009, a los 28 años, algo que Hernández podría opacar antes del final de la presente temporada.

Antes de su apertura ante los Reales, el as de los Marineros de Seattle accedió a responder algunas interrogantes de PANORAMA a través del departamento de prensa de su club.

—¿Qué significó para usted su última apertura ante los Yankees, tomando en cuenta que su rival en el montículo era su ídolo, Freddy García?
—Como todo el mundo sabe era en contra de un ídolo que he seguido mucho y sigo siguiendo. Somos buenos amigos, pero saben cómo es el juego: éramos rivales y teníamos que hacer nuestro trabajo

—¿No le dio remordimiento "negarle" el triunfo 150 a su ídolo?
—(Risas)... Él pitcheó muy bien, lo que pasa es que nosotros picamos adelante con tres carreras y yo pude mantener el juego cerca.

—¿Qué lo marcó más de ese juego: tener como rival a García, lanzarle a Ichiro o el pelotazo que lamentablemente lesionó a Alex Rodríguez?
—Creo que el cambio de velocidad que se me fue de las manos en contra de Alex. Haberle roto la mano fue lo que más me marcó del juego

—¿Le sorprendió el cambio de Ichiro a los Yankees?
—Sí, un poquito. De verdad no esperaba ese movimiento.

—Ha ganado cinco decisiones consecutivas y no pierde desde el 12 de junio. ¿Cómo hace para que los resultados adversos del equipo no le afecten en su desempeño?
—Yo soy fuerte de mente. Así es el béisbol. No tengo que preocuparme por nada de eso. Simplemente en hacer mi trabajo.

—¿Hizo algún ajuste en especial en el último mes, en el que ha bajado su efectividad de 3.70 a 2.80?
—No sé si ajustes, pero sí una pequeña cosa en la mecánica que acomodé en el último mes, gracias al pitching coach que me ayudó, y que empecé a lanzar un poquito más de strikes. Empecé a montarme más encima de los bateadores en el conteo y eso es lo que me ha ayudado a tener más éxito.

—¿Qué corrigió?
—Fue un problema mecánico. Estaba dando mucho la vuelta y el brazo me quedaba atrás. Pude arreglar eso en el bullpen.

—Cuando se está en un equipo que luce fuera de competencia para la recta final, ¿qué lo motiva a seguir compitiendo?
—Yo soy así, soy competitivo, me gusta ayudar a mi equipo a ganar los más juegos que podamos. La motivación soy yo mismo, de verdad, me encanta estar aquí y pitchear de la manera que he venido pitcheando.

—¿Otro premio Cy Young pasa por su cabeza?
—Siempre, siempre ha pasado. Antes del primero siempre ha pasado ser un multiple Cy Young, pero tengo que seguir trabajando, haciendo mi trabajo.

—Usted está a seis de las 100 victorias, cifra que sólo han logrado cinco venezolanos: Freddy García, Johan Santana, Carlos Zambrano, Wilson Álvarez y Kelvin Escobar ¿Se ve en el futuro encabezando ese grupo?
—Sería un honor estar ahí con 100 victorias también, con todos esos grandes peloteros. Ojalá se logre este año. Esa es la meta, de verdad.

—En la primavera mencionó que tenía intenciones de lanzar en Venezuela con Lara para estar a tono para el Clásico Mundial. ¿Ese plan se mantiene?
—Vamos a ver, vamos a ver. Tengo que hablar con el gerente, con el trainer y esperar que termine la temporada, ver cuántos innings lanzados y ver qué pasa.

1 comentario: